El amor es el gran articulador de la convivencia humana, reconoce al otro y busca que la felicidad y el bienestar sea para cada persona que conforma la sociedad. Además, es motor para cumplir las metas que aportan a grandes sueños.

El respeto es el pilar en las relaciones interpersonales porque reconoce y valora al otro. En este sentido, el respeto hacia los demás incluye la valoración propia, de las instituciones, de la estructura física y de los ecosistemas. Es velar por el cuidado de todo aquello que es de uso común.

La responsabilidad es reconocerse como ser social con deberes y derechos, es valorar que cada decisión personal vincula mi entorno social.

Solidaridad es tener voluntad de alteridad, es decir, reconocer al otro, ser empático con sus necesidades y alegrías para dar apertura a la construcción conjunta de soluciones.

Honestidad es la búsqueda de generar ambientes de confianza amparados por la verdad.

La tolerancia es reconocer la diferencia como pilar fundamental de la sociedad,

La libertad es reconocer que cada persona tiene derecho a tomar sus propias decisiones de manera libre y autónoma, incluyendo aquellas decisiones que también son comunitarias.

La paz como la única forma de convivencia posible entre las personas. Sus pilares son la comunicación asertiva y el reconocimiento de la dimensión social del ser humano.

La lealtad es coherencia entre el pensamiento y la acción, se fundamenta en la construcción de lazos de amistad fortalecidos con las vivencias diarias.

La equidad y la justicia son valores que velan por el equilibrio en la convivencia social, se reconoce que son diferentes, pero se complementan en la acción.

La fé es reconocer la inspiración cristiana del hombre y la existencia de un ser superior que fortalece el espíritu.

La disciplina entendida como la proporcional y justa autorregulación de las expresiones emocionales, actitudinales y actitudinales, siendo fundamental en cada una de las personas que participamos en el proceso educativo (estudiantes, padres, docentes e Institución). Como una experiencia constructiva y no impositiva, que cada uno de los integrantes asume como el valor fundamental en la búsqueda de su éxito personal.

El compromiso es una obligación que se determina al momento en el que la persona se ve involucrada pero que además tiene la capacidad de tomar conciencia de que hay acciones que se deben cumplir.

Share This